Aumento de mentón: mentoplastia o cómo dar simetría a tu rostro

Cómo aumentar el tamaño
del mentón


El aumento de mentón o mentoplastia es una técnica que se utiliza para corregir la mandíbula inferior en aquellos casos en los que la barbilla sea excesivamente pequeña, provocando asimetría en la cara y perfil retraído.

El retrognatismo o mentón hundido es fácil de detectar ya que la mandíbula inferior estará hacia dentro mientras que la superior sobresaldrá por delante de ésta y al cerrar la boca los dientes superiores e inferiores no se tocan, provocando distintos problemas como mala masticación, deglución y alteraciones del habla, a veces causan dolor, problemas en la articulación temporomandibular (que une la mandíbula con el hueso temporal del cráneo), o problemas de autoestima debido a esta alteración de la mandíbula inferior.

Técnicas de aumento de mentón

Pero, ¿cómo puedo aumentar el tamaño de  mí mentón? En nuestra clínica encontrará todas las respuestas y los tratamientos para conseguir una perfecta corrección de la mandíbula inferior mediante las distintas técnicas, dos poco invasivas que no requieren cirugía y una tercera más compleja, que  harán que su perfil consiga una perfecta armonía.

Cuando el mentón está retraído el aspecto de nuestra cara no es natural por lo que muchos pacientes recurren al aumento de barbilla para conseguir un rostro más armónico, en definitiva, verse mejor, y para solucionar los problemas derivados del retrognatismo.

Mentoplastia antes y después


Tipos de aumentos de mentón sin cirugía

Existen dos técnicas para aumentar y corregir el mentón retraído que no precisan cirugía por lo que son altamente seguras y no presentan complicaciones. Con la ayuda del ácido hialurónico y de la grasa corporal conseguiremos corregir la barbilla pequeña. Así son estas dos técnicas:

Aumento de mentón con ácido hialurónico

El aumento del mentón retraído con ácido hialurónico es una de las técnicas más demandas por los pacientes que tienen este problema. Esto es así porque es una técnica mínimamente invasiva, que no requiere hospitalización, se realiza en poco más de media hora, se ven los resultados de forma inmediata y los pacientes pueden volver  a su rutina diaria al momento.

El proceso de aumento de la barbilla pequeña con ácido hialurónico se lleva a cabo anestesiando con una crema la zona del mentón y aplicando el relleno con microinyecciones en la zona que no dejan marca y proporcionan un aspecto natural de la zona, viéndose los resultados al instante y obteniéndose el resultado óptino a las dos semanas.

La cantidad de ácido hialurónico necesario para realizar el relleno del mentón dependerá de cada paciente y éste se irá reabsorbiendo con el paso del tiempo, siendo necesario rellenar la zona de nuevo pasados entre 12 y 18 meses aproximadamente.

Aumento de mentón con grasa corporal

El aumento del mentón con grasa corporal, conocido como Lipofilling, es una técnica poco invasiva y permanente que consiste en extraer grasa, normalmente abdominal, del paciente e infiltrarla en el mentón retraído para modelarlo y conseguir un aspecto natural y simétrico de la cara.

La diferencia con el relleno con ácido hialurónico radica en que el Lipofilling es permanente, con lo cual no tendremos que pasar más veces por quirófano, y es recomendable para personas que no necesitan un gran aumento del mentón, aunque será su médico el que valore la mejor opción.

El proceso es ambulatorio, duran unos 45 minutos y se realiza mediante anestesia local y/o sedación, viéndose los resultados al momento y los definitivos a las 2 o 3 semanas Con esta técnica muchos pacientes optan por rellenar otras arrugas de la zona ya que es un buen complemento y ayuda a armonizar mucho más, si cabe, la cara.

Aumento de mentón con implante, o cuando la cirugía es la mejor opción

Existen casos en los que el aumento de mentón con técnicas poco invasivas, como el relleno con ácido hialurónico o con la propia grasa corporal, no son suficientes para solucionar el problema y es aquí donde  deberemos recurrir a un  implante de barbilla.

El médico tomara las medidas de la barbilla para realizar la prótesis de mentón, que será de silicona y que se coloca en el paciente mediante el uso de dos técnicas, ambas con anestesia local y/o sedación:

  • Realizando una incisión bajo la barbilla, que dejará una pequeña marca en la zona, insertando la prótesis a través de ella y colocándola en el lugar que corresponde.
  • Realizando una incisión por dentro de la boca, donde se une el labio y la encía, siendo la cicatriz imperceptible aunque con el riesgo, mínimo pero existente, de que pueda infectarse al ser una herida dentro de la boca.

Recuperación de aumento de mentón

La recuperación de una mentoplastia es prácticamente inmediata si se recurre a los rellenos con ácido hialurónico o a los de grasa corporal, viéndose resultados definitivos a las dos semanas y pudiéndose realizar una actividad normal desde el primer momento.

Si el aumento de mentón requiere cirugía, el tiempo de recuperación aumenta hasta casi el mes, el paciente puede sufrir molestias y  deberá tomar una serie de precauciones como no realizar ejercicio físico durante un tiempo, no tocar la zona, cuidar los puntos si se colocó el implante por fuera…

¿Cuáles son los beneficios del aumento de mentón?

La cirugía poco invasiva de aumento de mentón es una de las más sencillas y rápidas de todas las que se practican en el mundo de la medicina estética. Gracias a ella los pacientes, en sólo 30 minutos, pueden ver su rostro más armónico, simétrico y natural, recuperando la confianza en sí mismo y sin marcas en el rostro.

¿Se puede aumentar el mentón naturalmente?

No, no es posible. La retrognatia o mandíbula retraída aparece por diversas causas que van desde las provocadas por diversas enfermedades pasando por el carácter hereditario, los malos hábitos dentales en la niñez o alguna malformación dental no detectada a tiempo.

Esto hace que la única manera de corregirlo sea mediante alguno de los tratamientos estéticos que podemos ofreceros en nuestra clínica una vez estudiado el caso particular de cada paciente.